Buscar

Dejamos un lugar, pero también un proyecto

Con tristeza y desilusión, quienes llevamos adelante el proyecto del Centro Médico Villa Italia en Tandil, lamentamos comunicar el cierre definitivo del centro de salud a partir del 1 de octubre de 2022.

Tandil en fase roja desde el 10 de septiembre

Con tristeza y desilusión, quienes llevamos adelante el proyecto del Centro Médico Villa Italia en Tandil, lamentamos comunicar el cierre definitivo del centro de salud a partir del 1 de octubre de 2022. Durante los últimos casi 3 años, ofrecimos a la comunidad servicios de salud con una oferta de más de 20 especialidades médicas, siendo una referencia en la zona, por donde pasaron más de 2000 pacientes al mes.


Cuando un proyecto que vincula una propuesta de mejora, ampliación y mayor alcance de servicios médicos para todo un barrio histórico de la ciudad, pero además con capacidades para la atención de cualquier tandilense que quisiera concurrir allí, debe cerrar sus puertas por decisiones ajenas al proyecto, no quedan otras sensaciones que las de impotencia y frustración.


Junto a reconocidos profesionales de la salud de Tandil se había encarado el desafío de crear un nuevo centro de salud para una ciudad en constante crecimiento. Se invitó a especialistas médicos a ofrecer sus servicios en consultorios privados, se renovó y recuperó el edificio ubicado en Quintana 658, realizando inversiones de mejora y poniendo a disposición todas las herramientas posibles para brindar servicios de calidad, destacándose además la creación de la primera clínica del deporte, junto al funcionamiento de una sede del centro de diagnóstico por imágenes de DeMartino. Pero la satisfacción por el alto grado de funcionamiento que habíamos alcanzado se desvaneció enseguida en instancias de negociaciones cerradas, rígidas, y hasta a veces, incoherentes.


Los dueños del edificio donde funciona el centro de salud decidieron unilateralmente no ofrecer la posibilidad de renovación del contrato de alquiler, por lo que Tandil tendrá un centro de salud menos. Ni siquiera el diálogo fue un camino posible para persuadirlos de comprender la importancia de sostener un espacio como tal, con la consecuente pérdidas de puestos de trabajo, disminución de servicios médicos, y una vez más, la postergación de avances y crecimientos en materia de salud que son siempre necesarios para una comunidad que demanda cada vez más.


Simplemente, la decisión unilateral de no renovación nos deja sin posibilidades de acción.

En estos últimos meses, hemos hecho todo lo que estaba a nuestro alcance para continuar con este hermoso proyecto, sin embargo, no fue posible la continuidad. Lamentamos profundamente comunicar esta noticia, con la tristeza de ver desarmarse un proyecto en común. Muchísimas gracias a todos los profesionales de la salud que trabajaban en el Centro, al personal administrativo y a todos los tandilenses que pasaron por allí. Prometemos trabajar arduamente para rearmar este proyecto en un nuevo espacio en poco tiempo.